proteger-maiz-pajaros

Cómo proteger el maíz de los pájaros – Floren, ganadero en Udabe, cuenta su experiencia

En este artículo entrevistamos a Floren, que nos cuenta cómo consigue proteger el maíz de los pájaros. Floren, junto con a su esposa Pili y dos sobrinos, regenta una explotación ganadera de vacas de leche en Udabe, un pequeño pueblo al norte de Navarra, en un valle pre-Pirenaico de alta montaña. Para alimentar a las vacas, cultivan maíz.

Udabe-Navarra

Cuentan con más de 27 hectáreas de cultivo de maíz, dividas en 6 fincas. 3 de esas fincas, las más pequeñas, están junto a la carretera que llega hasta Udabe. Y las otras 3, mucho más grandes, quedan junto al monte.

Comenzaron a cultivar maíz hace más de 10 años. Ya en la primera temporada comprobaron que cuervos y jabalís atacan con ferocidad los tres campos de maíz más próximos a la montaña. En los otros tres campos, el tránsito de coches y camiones de la carretera, es suficiente para que cuervos y jabalíes no se sientan tan cómodos, y no se acerquen.

Así que, desde el primer año entendieron que, si querían recoger maíz para las vacas, tenían que poner medidas para proteger el maíz de cuervos y jabalíes.

Floren nos cuenta su experiencia:

“En la zona de Udabe, lo bueno es tener el maíz sembrado para San Isidro (el 15 de Mayo). Como este maíz lo dedicamos a pienso para nuestras vacas, y es un maíz que no está modificado genéticamente, nosotros lo cosechamos en verde a los 120 días. O sea, a mediados de Septiembre. No se hace secar. Lo recogemos en verde, lo picamos y lo metemos en el silo para las vacas.

Los cuervos atacan más el maíz cuando se siembra, cuando está pequeñito, o cuando ya tiene la cabeza hecha. El jabalí ataca el maíz cuando está ya más crecido, una vez que tiene ya los 25 cm, porque le gusta hacer cama y comérselo. Entre cuervos y jabalís, si no pones medidas para frenarlos, te dejan sin maíz.

En la zona de Udabe hay muchísimo cuervo. Yo creo que, entre otras razones, es porque en un pueblo al otro lado del monte hay una granja de cerdos. A los cuervos no les atrae el pienso de la vaca. A nuestra granja de vacas los cuervos no se acercan. Pero, a la granja de cerdos, sí. Al pienso del cerdo sí que va el cuervo. Entonces, teniendo cerca un sitio donde los cuervos pueden comer fácil, pues procrean más, se crían más, las poblaciones crecen y al final es casi una plaga.

Por eso, desde que empezamos a poner maíz, que ahora hará unos diez años, nosotros utilizamos dos métodos para proteger el maíz de los pájaros y de los jabalíes. Utilizamos el ahuyentador de cuervos “Bird Gard Pro Plus #49” para proteger el maíz de los pájaros; y para los jabalís utilizamos un cañón de propano que teníamos de hace tiempo.  Vamos intercambiando ambos ahuyentadores: por el día el ahuyentador de cuervos BirdGard y por la noche el cañón de propano para los jabalís.

En algún momento intentamos proteger el maíz de los pájaros con espantapájaros tradicionales. Pero eso no funciona con los cuervos, que son pájaros muy inteligentes. Los cuervos acababan posados encima de los espantapájaros.

Nosotros ponemos los ahuyentadores en funcionamiento cada temporada, desde el día que sembramos (en torno a mediado de Mayo) hasta la cosecha, 120 días después. Durante ese tiempo los ahuyentadores están operativos, emitiendo sonidos, las 24 horas. Día y noche.

De los tres campos de maíz que están junto a la montaña, hay una zona de una hectárea ó hectárea y media, que es la más crítica. Es la zona perimetral de los campos, la que está rodeada de bosque, donde más daño hacen los cuervos. Es en esa zona más crítica donde ponemos los altavoces del ahuyentador de cuervos BirdGard Pro Plus #49. Los altavoces están colocados en unas estacas a un metro y medio de altura aproximadamente, para que el sonido salga libre, sin limitaciones de obstáculos.

El ahuyentador de cuervos emite graznidos de los propios cuervos, que son como indicaciones que se dan unos a otros para avisarse que hay un peligro en la zona y que deben huir. Y también se escuchan chillidos de águilas, gañidos de halcones y otras aves depredadoras. Los sonidos están grabados en alta fidelidad, así que a los cuervos les parecen reales. Los cuervos son pájaros muy inteligentes y aprenden rápido. Pero cuando escuchan estos sonidos, que apelan a su instinto natural, de una forma tan real y además en un orden que varía continuamente, pues conseguimos engañarlos, y que crean que verdaderamente otros cuervos les están avisando que hay un peligro; y así logramos que no entren al maíz.

En nuestros campos de maíz, el ahuyentador de cuervos BirdGard funciona. Hemos pasado de tener bandadas de más de 20 cuervos picando uno aquí, otro allí en los campos y comiéndose toda la siembra, a no tener cuervos gracias a los ahuyentadores. Yo, encontré el ahuyentador de cuervos por Internet, no conocía BirdGard Iberia. Pero, con mi experiencia, recomiendo este ahuyentador a otros ganaderos y agricultores que tengan el mismo problema con los cuervos y quieran proteger el maíz de los pájaros.”

Floren, ganadero en Udabe, Navarra

Si quiere saber más:

bird_gard_pro_plus

Un comentario sobre “Cómo proteger el maíz de los pájaros – Floren, ganadero en Udabe, cuenta su experiencia

Comentarios cerrados.